Después de la tormenta…

Sep 28 en Reportajes por

 

Se dice que después de la tormenta viene la calma. Sin embargo, para miles de personas de distintos estados de la República Mexicana esta vez no será así. Sólo en Sinaloa, el fenómeno meteorológico Manuel afectó a alrededor de 100 mil personas en diferentes municipios y poblados.

Perdieron refrigeradores, camas, colchones, automóviles, ropa y muchos bienes que habían logrado adquirir a lo largo de su vida.

“En un abrir y cerrar de ojos todo se echó a perder, el agua subió y nunca nos avisaron a tiempo”, dice Alejandro Valenzuela.

En muchas de la casas el agua subió hasta los casi dos metros de altura, sin tiempo de sacar las cosas. Después de unos días en los albergues a los que fueron evacuados, regresaron a ver qué podían rescatar. En medio del lodo y todavía con el agua casi a las rodillas tienen que sobrellevar el desastre.

Y es que sin agua se hace mas difícil la tarea de limpieza; una pipa llena los tinacos pero no es suficiente para limpiar los kilos de lodo arraigados en los muebles y paredes de los hogares. Hoy, miles de damnificados esperan la ayuda y los apoyos por parte del gobierno federal. Aún así, todavía no es suficiente.

Este trabajo consiste en retratos de personas que han sido afectadas por el Huracán Manuel, quienes perdieron la gran mayoría de sus pertenencias. Después de la tormenta llega la calma… será un nuevo empezar para miles de damnificados.

Texto y fotos: RASHIDE FRÍAS /CUARTOSCURO.COM

2 Comentarios

  • Alejandro Castro says:

    Extraordinario. Muchas felicidades por el trabajo fotográfico, es lamentable reconocer el estado de catástrofe en el que se encuentran estas personas, sin embargo estas imágenes serán parte de la memoria y nos recordarán el poder de la naturaleza y la fuerza de las personas para reconstruirse una vez más. Felicidades Serrato!

  • que belleza de fotos!!! felicitaciones, me gustaria aprender a tomar fotos asi, a componer asi, a iluminart así!!! gracias por compartir , presentar semejante situacion tan dura y por enriquecernos estéticamente

Deja un comentario a Alfonso Felipe Castañeda Feletti